Seleccionar página

 

La Reconquista Española

Este período significó una fuerte reacción absolutista de parte de España, que concluyó con el sometimiento de las colonias sublevadas.

Osorio se instaló en el poder el 9 de octubre de 1814, pero lamentablemente su mandato fue sobrepasado por Vicente San Bruno, comandante del Batallón de Talavera, quien estableció los Tribunales de Vindicación que determinaron el destierro de muchos patriotas a la isla de Juan Fernández.

No corrieron mejor suerte los que huyeron a Mendoza o fueron encarcelados en Santiago, pues se les confiscaron y remataron sus bienes mientras permanecían presos.

Asimismo, San Bruno participó en un sangriento hecho, en el cual simuló dejar abiertas las puertas de la cárcel con el único objeto de que los patriotas aprovecharan esta oportunidad para escapar. Afuera les aguardaba un pelotón de fusileros que acabó con sus vidas.

Osorio reabrió la Real Audiencia, posteriormente la Real Universidad de San Felipe, y eliminó las instituciones creadas por los patriotas.

En diciembre de 1815, Osorio fue destituido del cargo de gobernador, siendo reemplazado por Francisco Casimiro Marcó del Pont.

Gobierno de Marcó del Pont

Francisco Casimiro Marcó del PontA pesar de que Francisco Casimiro Marcó del Pont inició un gobierno bastante benevolente, esta situación cambió frente a la desconfianza que manifestaba hacia los jefes nacionales y su predilección notoria por los españoles, lo que agravó la rivalidad entre ambos grupos. La buena relación que mantuvo con Vicente San Bruno lo hizo nombrar a este último como presidente del Tribunal de Vigilancia y Seguridad Pública. Este organismo estableció una enorme red de espionaje en Santiago. Asimismo, se prohibió el traslado dentro del país sin autorización; se cerraron las chinganas (lugar donde el pueblo se reunía para comer, beber y divertirse) a las que concurrían los aristócratas criollos.

Las acciones ejecutadas por Marcó del Pont y San Bruno solo contribuyeron a acrecentar el número de seguidores del movimiento independentista.

Salida de Ranagua después del desastre